Carta conmemorativa Bolsa de empleo y Ropero – 50 aniversario


La BOLSA DE EMPLEO ha tenido una actividad muy importante tratando de mitigar las graves situaciones surgidas de la grave crisis económica recientemente padecida y aunque han disminuido levente las solicitudes de trabajo y se han presentado algunas ofertas de empleo, el campo de actividad es todavía muy amplio.

En ROPERO continúa en funcionamiento atendiendo a aquellas personas que no cuentan con los medios suficientes para comprar ropa.

Corrían los años 50 y la sociedad española comenzaba a superar la gran depresión resultante de su larga y cruenta guerra civil. Aunque la economía era todavía precaria, el vacío de mano de obra que había dejado la contienda aseguraba la existencia de puestos de trabajo que, aunque no bien remunerados, daban seguridad a las familias constituidas por parejas jóvenes para embarcarse en la aventura de adquirir o alquilar un piso independizándose de sus mayores.

Ante el crecimiento de la demanda de nuevas viviendas, surgen varios barrios en la llamada periferia de Madrid y entre ellos, el Barrio de la Concepción. Era un barrio en el que las viviendas fueron adquiridas en su mayor parte por parejas jóvenes de la clase media y media baja que contaban en su mayor parte con hijos pequeños o que estaban en edad de tenerlos.

“Esto suponía la necesidad de contar con una serie de servicios que cubrieran las necesidades básicas de sus habitantes: médicos, farmacias, mercados, ocio y ¡cómo no! Educación”.

Cartel de Cáritas en Exposición del 50 aniversarioEn respuesta a esta necesidad, en el año 1955 cinco misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y María llegaron al barrio de la Concepción a iniciar su misión educadora y evangelizadora. Los primeros tiempos desarrollaron su actividad en unos locales de la Virgen del Portillo hasta que el 11 de julio de ese mismo año el Obispo Juan Perelló, Misionero de los sagrados Corazones, bendijo la primera piedra de lo que sería el edificio del nuevo Colegio con su correspondiente capilla que sería elevada al rango de parroquia en el año 1966.

El reconocimiento como parroquia conllevó la ampliación de las actividades hasta entonces realizadas completándolas con la CREACIÓN de un ROPERO que ha venido funcionando interrumpidamente hasta nuestros días.

En su afán de servicio a las personas más necesitadas en general y a sus feligreses en particular se inició en el año 2005 el funcionamiento de una BOLSA de EMPLEO donde, bajo el auspicio de Cáritas parroquial, se intenta dar respuesta a las demandas de trabajo y a las ofertas de empleo que se canalizan a través de la Parroquia de Nuestra Señora del Lluc. La bolsa de empleo ha tenido una actividad muy importante tratando de mitigar las graves situaciones surgidas de la grave crisis económica recientemente padecida y aunque han disminuido levente las solicitudes de trabajo y se han presentado algunas ofertas de empleo, el campo de actividad es todavía muy amplio.

La bolsa de empleo funciona los martes de 19,30 a 20:00 horas atendiendo cada semana a un número aproximado de 10 o 12 personas que vienen en demanda de trabajo. Cuando se presenta una oferta de empleo, se atiende a la persona que ofrece el empleo y se la pone en contacto con aquellas personas solicitantes de trabajo que cumplen los requisitos solicitados por el empleador. Desde la fecha de inicio de sus actividades la bolsa de empleo habrá atendido a unas 2300 personas.

El ropero permanece abierto todos los martes y jueves por la mañana, desde las 10:30 h”.

PARA DESCARGAR LA CARTA

pdf_icon