Una cuna para el niño Jesús


Comenzamos un nuevo periodo litúrgico muy importante para la preparación del nacimiento de Jesús, el Adviento; todas nuestras catequesis irán preparando este camino y este encuentro con el Señor, que se hizo hombre en esa pequeña cuna tan humilde.

Él no necesitaba riquezas, desde esa pequeña cuna humilde nos propone cómo debe ser nuestro corazón, y así, de este modo, acoger a los demás.

Durante la presentación compartimos con los niños qué es el Adviento, a qué nos llamaba Jesús durante todo este periodo y qué tenemos que hacer para estar bien preparados.
Por si alguien anda más despistado o perdido en el tema que nos concierne, preparamos una didáctica o juego de palabras:

DINÁMICA DE LAS PALABRAS PARA FORMAR LA PALABRA “ADVIENTO”

Les damos a los niños una lista de palabras y ellos tienen que ver qué tienen en común:

Esperanza, éxito, enemigo, escucha
Navidad, Niñez, Nada, Ninguno
Transparencia, Tolerancia, Trinidad, Testigo, Testimonio
Omnipresente, omnipotente, Odio, Olvido, Ofensa, Orgullo
Alegría, Amistad, Amabilidad, Amor, Ayuda, Alabar
Dar, Dios, Demostrar, Delicadeza, Dolor, Daño
Valentía, Voz, Valor, Virtud, Voluntad, Verdad, Valía
Ilusión, Ira, Iluso, Igualdad, Infancia, Imagen

Así llegarán a la conclusión de que las palabras de cada grupo empezaban por la misma letra: E  N  T  O  A  D  V  I
Les pedimos que con estas letras piensen qué palabra pueden formar: A  D  V  I  E  N  T  O
A continuación deben buscar aquellas palabras que pueden formar parte de nuestro Adviento y cuáles de ellas no deberían aparecer. Es bueno que justifiquen sus respuestas al grupo.

Una vez trabajado de nuevo el concepto y significado del Adviento, les explicamos qué vamos a hacer durante las próximas semanas, les contamos que…

¡Prepararemos una cuna para Jesús!

Cada semana iremos recibiendo a un personaje del Adviento que nos irá acercando un trocito de esa cuna y así, poco a poco, iremos preparando el lugar para ese niño tan esperado, de este modo, nosotros preparemos un sitio en nuestro corazón para acoger a Jesús.