Semana 3 de Cuaresma. Frente a la envidia… nuestra modestia y humildad


Descargar catequesis

Para esta tercera semana el libro de catequesis “Dios es nuestro  Padre” nos presenta la historia de Caín y Abel, como ejemplo bíblico de la envidia. Y para que pueda ser más sencillo de entender por los niños, uno de los padres contará el cuento “El bosque de la moda”.

La envidia...el que más la padece nunca logra nada

CUENTO: “El bosque de la moda”

Había una vez un bosque en que todos sus animales vivían en armonía, felices y contentos. Un día, una familia fue a pasar el día al campo, y uno de los niños olvidó sus calcetines. Un mapache pasó por allí al poco de irse la gente, encontró los calcetines y decidió probárselos. Le quedaron tan bien y le hicieron tanta gracia, que ya no se los quitó, y empezó a pasear todo el día con ellos por el bosque.

Cuaresma. Frente a la envidia, nuestra modestia y la humildad.

Cuento sobre la “modestia y la humildad”para Cuaresma. Catequesis en Parroquia Nuestra Señora de Lluc.

Todos los animales hablaban del nuevo aspecto del mapache, y algunos sintieron cierta envidia al ver que se convertía en el centro de todas las miradas, así que en poco tiempo empezaron a aparecer por el bosque ardillas con camiseta, conejos con botas, topos con gorra, y ¡hasta un pájaro en calzoncillos! El doctor oso, el médico del bosque, movía la cabeza diciendo a todos con los que se cruzaba: “Eso no puede ser bueno. Los animales no llevamos ropa porque no nos hace falta”, pero nadie le hacía caso y todos le decían que era un anticuado y que no sabía ir a la moda.

Pero no pasó mucho tiempo hasta que empezaron a verse las primeras consecuencias del furor por la moda en el bosque: la ardilla se enganchó la camiseta varias veces con la corteza de los árboles, quedándose a mitad del salto y cayendo desde gran altura; el topo trató de meterse en su madriguera sin quitarse la gorra, y se quedó atrapado a la entrada durante todo un día, y uno de los pájaros se lió las alas con la ropa que llevaba y aterrizó sobre unos cardos, pinchándose hasta los huesos. Incluso el mapache, con sus radiantes calcetines, resbaló un día en una de las rocas del río y casi se ahoga.

Cuando los accidentados pasaban por la consulta del doctor oso, a todos les recetaba la misma medicina: “Anda, quítate ese ropa, que un día te vas a matar”. Según iban haciendo caso al doctor, dejaron de tener accidentes, y así se dieron cuenta de que ellos no necesitaban nada de eso, y que había sido una gran tontería empezar a llevar ropa de moda sólo por la envidia y por lo que comentarían los demás.

JUEGO: “¿Por qué yo no?”

Se entregan unas golosinas a ciertos componentes del grupo señalando cualquier razón por la que se les entregan los caramelos. Se pide a todos los niños que expresen por escrito cómo se sienten. Posteriormente leen al grupo su estado de ánimo.

Podremos comprobar que existen tres posturas: la felicidad de los que recibieron golosinas, la envidia de alguno que no las recibió y por último, aquellos que no sintieron envidia con respecto a los niños que sí las habían recibido.

Descargar catequesis