Semana 4 de Adviento: José nos dice CONFÍA, TEN FE… CONFIANZA


Para descargar la catequesis PINCHA AQUÍ 

Comenzamos esta sesión diciendo en voz alta la siguiente frase:

José, el carpintero de Nazaret, nos dice: “CONFÍA, TEN FE,  PON TU VIDA EN MANOS DE DIOS”.

Los niños van diciendo y recordando todo lo que han reflexionado sobre el personaje de San José y esta frase que ya se anunció la semana anterior.
Tras escuchar estas ideas de los niños, la catequista les cuenta un texto de forma muy pausada, que analiza y determina cómo era San José.

El Evangelio nos dice que es el hombre justo, el hombre piadoso, profundamente religioso, siempre atento a cumplir la voluntad de Dios.
El ángel lo conforta, lo confirma en su misión de custodio de la Sagrada Familia, le habla de la grandeza del Hijo que nacerá de María. Y José acepta con sencillez la revelación de Dios y se somete filialmente aunque no comprende todo el plan de Dios. Se confió en las manos de Dios.

Actividad con el calendario de Adviento:

Al igual que la semana anterior, tomamos como referente el calendario de Adviento y trabajando con las palabras y los textos de la última semana, el grupo podrá entender mejor cómo era San José y porqué fue tan importante su presencia en la vida de Jesús.

La actividad con el calendario de Adviento giró en torno a estos textos:

  • Escucha lo que Dios te pide hoy y confía como José
  • Contempla el milagro que nace siempre del amor de Dios, ¿cómo puedes hacerlo crecer?
  • Habla de María, ¿Qué lugar tiene en tu vida?
  • Confirma tu alianza con Dios, ¿Cumples con tu parte?
  • Bendice a Dios como María, agradécele su presencia en tu vida
  • Pregúntate: ¿Cómo va a ser esta Navidad? ¿cuáles van a ser mis prioridades?
  • Ama con gestos sencillos y alegría a los que te rodean, el Señor brilla cerca.

Los niños contestan a estas preguntas de una forma espontánea, siempre teniendo en su mente y en su corazón la figura de San José como modelo a seguir.

Por último, los niños leen todo el texto que hace referencia en su calendario de Adviento al día 25 de diciembre:

ALÉGRATE, CANTA, COMPARTE LA BUENA NOTICIA. Deja que el amor de Dios te ilumine.

Todo el grupo permanece unos minutos en silencio para reflexionar sobre la intención de esta frase.

Para finalizar hacemos una puesta en común sobre todo lo que les ha sugerido esa frase y…

  • Tenían que estar alegres.
  • Iba a ocurrir algo muy importante.
  • Lo mismo le ocurrió a Juan Bautista, la Virgen María y San José.
  • Demostraban su alegría y compartían la Buena Noticia.
  • Todos ellos estaban plenamente llenos por el amor de Dios.
  • Una gran luz iluminaba sus vidas, para Juan el anuncio de la venida y para María y José, el sí a esa venida.
  • Todos quedaron de acuerdo de que el nacimiento de Jesús es BUENA NOTICIA QUE HAY QUE ANUNCIAR.

Esta catequesis NO PUEDE terminar así, esa cuna estaba llena de personajes pero faltaba el principal. Preguntamos a los niños:

¿QUÉ PERSONAJE PENSÁIS QUE FALTA EN ESA CUNA?

Los niños terminaron de pegar el último trozo de la cuna dejándola del todo acabada… recortamos y colocamos al niño Jesús en el centro de la cuna y también…

¡EN EL CENTRO DE NUESTRO CORAZÓN!

Con motivo de la alegría tan esperada por el Nacimiento de Jesús, concluimos la catequesis con el ensayo de la obra de teatro que todos los niños representarán la próxima semana.

Esta última sesión de catequesis, antes de las vacaciones de Navidad, da por finalizado nuestro periodo de Adviento. Es una catequesis distinta, todos los niños vienen transformados en personajes de la obra de teatro que van a representar, es una obra que tiene que ver con el mensaje de la Navidad: El nacimiento de Jesús.

Como todos los años los niños serán los artistas principales de la obra, todos participan en la misma con muchísima ilusión, el público es muy especial y muy entregado, los padres y resto de familia y los directores, asesores de vestuario, tramoyistas, decorado, apuntadores (las catequistas), junto con el gran apoyo incondicional de nuestro querido párroco.

El resultado es como siempre muy bueno y cómo no, de una forma distinta a la vez que divertida, los niños se meten enteramente en todo lo que aquel día sucedió y trajo a la vida de todos nosotros nuestro fiel acompañante… NUESTRO SALVADOR.

La obra elegida es “La hija del posadero”  y la idea principal de la misma además de lo dicho anteriormente, es el siguiente mensaje:

QUE NUESTRO CORAZÓN TENGA LAS PUERTAS ABIERTAS PARA TODA AQUELLA PERSONA QUE NOS NECESITE, PUES AHÍ ESTARÁ JESÚS.
¡SEREMOS SU POSADA!

Para descargar la catequesis PINCHA AQUÍ