Jesús invitó a sus discípulos a que le siguieran


Descargar

  • Momento de oración y reflexión.

La catequista inició la catequesis realizando la señal de la cruz y diciendo: “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén”. A continuación, mientras los niños iniciaban su momento de silencio, les leyó en voz alta y pausada la siguiente frase:

Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y al prójimo como a ti mismo.

Los niños siguieron atendiendo en silencio, y reflexionaron las siguientes frases:

  • ¿Quién es tu prójimo?
  • Piensa en él y en cómo te comportas con él.
  • ¿Cómo puedes remediar tus malos comportamientos?
  • Mantén un diálogo con el Señor, y pídele ayuda para reparar tus faltas.

Todos juntos en oración: YO CONFIESO, CREDO, y PADRE NUESTRO.

  • Ser discípulo.

Cuando Jesús comenzó a proclamar la Buena Noticia, fueron muchos los que se admiraron por lo que decía y hacía (palabra y obra). De entre todos ellos, Jesús llamó a algunos para que estuvieran con él y lo siguieran. Los que lo siguieron se convirtieron en DISCÍPULOS suyos.

Discípulo de Jesús es aquél que, habiendo conocido a Jesús, le ama, le sigue y quiere vivir como él vivió.

Para entender mejor lo que significa discípulo, la catequista cuenta la historia de la página 81 y 82 del libro de catequesis, “La profesora de ciencias”.

Realizamos un diálogo con los niños a partir de las siguientes preguntas para llegar a comprender mejor la historia:

-¿Por qué creéis que les mola la profe de ciencias?
-¿Qué cosas de las que les enseña les gustan más?
-¿Qué les enseña a valorar?
-¿Qué es lo que nunca olvidarán de esta profesora?

y… seguramente llegarán a conclusiones similares a estas:

-Atendían a sus explicaciones.
-Preguntaban lo que no debían.
-Iban con ella.
-Querían estar con ella y aprender de ella.

  • Iluminación.

Recurriendo a diversas citas bíblicas el objetivo de la catequista es que los niños conozcan a Jesús como persona.

Seguid a Jesús (Mc 1, 22) y (Lc 4, 22)
Las palabras de Jesús que aparecen en estas citas muestran su carácter atrayente y su personalidad, pues enseñaba con autoridad y de esta forma era admirado y contagiaba el corazón de la gente que le escuchaba.
Tras la lectura de la cita la catequista formula las siguientes preguntas:
-¿Le admiráis?
-¿Queréis estar con él y aprender de Él?

Venid y lo veréis (Jn 1, 35-39)
¿Qué es lo que nos puede enseñar Jesús que merezca tanto la pena?

Jesús llama a sus discípulos (Mt 4, 18-22)
De esta cita una vez leída, se subrayan los siguientes versículos:

“Venid conmigo y os haré pescadores de hombres”.
“Ellos dejaron al instante las redes y lo siguieron”.
“Jesús los llamó también; y ellos, dejando inmediatamente la barca y a su padre, les siguieron”.

Lc 5, 27-28
De esta cita los niños subrayan: “Sígueme. Y Leví, dejándolo todo, lo siguió”.  La catequista pregunta sobre esta cita: ¿cuál es la pregunta que más repite Jesús? Y ¿qué palabra utiliza en estos encuentros?

  • Momento de silencio y reflexión.

Para finalizar, queremos que los niños vuelvan a experimentar un momento de reflexión en silencio y acercamiento con Jesús.

Mientras ellos permanecen en silencio, la catequista les va diciendo unas palabras:

-¿Qué hemos de hacer nosotros para escuchar su llamada y seguirle?

Hemos de conocerle bien.
Hemos de escuchar con mucha atención a los que ya son amigos suyos.
Hemos de estar dispuestos a estar con él en la oración, la Eucaristía, la escucha y lectura del evangelio y siendo buenos samaritanos.
Amarle a Él y a las personas como Él nos amó.
Estar dispuestos a vivir como Él vivió.

La reflexión termina con el testimonio de la catequista que cuenta a sus niños su experiencia cristiana, cómo inició su camino junto a Jesús, y cómo sintió la llamada de Él.

  • Lectura.

Uno de los niños lee el siguiente texto:

Discípulo de Jesús es:

-Quien responde a su llamada.
-Quien escucha su palabra y la pone en práctica.
-Quien vive amando como Jesús amó.
-Quien quiere vivir como Jesús vivió.

Como conclusión de toda la catequesis, la catequista pregunta a los niños:

Descargar