Por qué la mula y el buey estuvieron en el Portal de Belén


Descargar catequesis

Con motivo de la despedida del periodo de Adviento y con la llegada de la Navidad, preparamos una catequesis más familiar en la que contamos con la presencia de las familias para disfrutar de esta obra navideña representada por sus pequeños.

“El Niño Dios nació en un pesebre junto a María y José, los pastores le adoraron y los animales que le acompañaron y cuidaron de Él, fueron muestra de la HUMILDAD, SERVICIO, PAZ y AMOR que el Salvador vino a traer”

A continuación mostramos el guión de la obra: “POR QUÉ LA MULA Y EL BUEY ESTUVIERON EN EL PORTAL DE BELÉN”

NARRADOR 1:  María y José iban de viaje hacia Belén porque allí iba a nacer el niño Jesús.
NARRADOR 2: Mientras tanto un ángel reunió a todos los animales del mundo porque quería elegir a los que mejor pudieran ayudar a la Virgen María, a San José y al niño Jesús en el establo.
ÁNGEL: Venid animalillos os convoco para una gran misión: vais a estar al lado de esta gran familia y la tenéis que cuidar con gran amor.
NARRADOR 3: Naturalmente el león fue el primero de todos en presentarse y dijo…
LEÓN: Sólo un rey es digno de servir y ayudar al Rey del mundo, a Jesús. Yo me colocaré en la entrada y destrozaré a todos los que intenten acercarse al niño  Jesús. Yo le cuidaré.
NARRADOR 4: El ángel le respondió.
ÁNGEL: Eres demasiado violento, tú no puedes estar en el establo.
NARRADOR 5: De repente, se presentó la zorra. Con aire inocente la zorra susurró:
ZORRA: Yo soy el animal que se necesita. Todas las mañanas robaré para el Hijo de Dios las mejores mieles y la leche más perfumada. Además llevaré todos los días un buen pollo a María y José.
NARRADOR 6: El ángel le respondió.
ÁNGEL: Eres demasiado poco honesta y un poco ladronzuela. Tú no puedes estar aquí.
NARRADOR 1: En esto que llegó esplendoroso, empavonado y orgulloso el pavo real. Desplegó delante de todos su magnífica cola de color del arco iris y proclamó.
PAVO REAL: Yo transformaré ese “pobre” establo en un lugar mucho más bello que el palacio de Oriente. Con mi belleza el establo cambiará y será más bonito.
NARRADOR 7:  El ángel contestó.
ÁNGEL: Eres demasiado vanidoso pavo real, la belleza no es lo más importante. Y tampoco eres digno de estar aquí.
NARRADOR 8: Todo era inútil, el ángel no acababa de encontrar ni un solo animal que mereciera la pena.
NARRADOR 9:   Entonces miró en los alrededores del portal de Belén y vio que el buey y la mula estaban con la cabeza agachada aun trabajando en el campo cercano de un labrador y les llamó.
ÁNGEL: Buey, mula ¿es que vosotros no tenéis nada que ofrecer al niño Jesús?
NARRADOR 10:  Se acercaron hasta el ángel la mula y el buey.
NARRADOR 11: La mula aflojando y dejando caer mansamente sus largas orejotas respondió:
MULA: ¡Nada de nada! Nosotros solo hemos aprendido humildad, paciencia, trabajo y paz. Y si no cumplimos esto, lo único que conseguimos es que nos pegue nuestro amo.
NARRADOR 12:  El buey, también muy tímido, pues ni tan siquiera se atrevería a levantar los ojos dijo:
BUEY: Nosotros también podemos de vez en cuando matar moscas con el rabo o espantarlas para que no molesten al niño Jesús.
NARRADOR 2: El ángel muy contento sonrió por fin, diciendo:
ÁNGEL: Vosotros dos, mula y buey, sois los más adecuados para estar aquí y acompañar al niño Jesús.
NARRADOR 3: Ya conocéis la historia de porqué la mula y el buey estuvieron en el portal de Belén.
NARRADOR 4: Aquel pesebre ya fue un lugar de paz y humildad.
NARRADOR 5: María y José estaban muy contentos con esos dos nuevos acompañantes que daban verdadero calor al niño Jesús.
JOSÉ: Muchísimas gracias, para que sepáis siempre estaréis a nuestro lado.
MARÍA: Jesús estará muy contento con vosotros. El calor de vuestros pelajes le calentará en las noches frías.
NARRADOR 6: Se acercaron también al portal un grupo de pastores.
(N 4)PASTOR 1: Yo le traigo esta piel de borrego para que esté calentito nuestro niño Dios.
(N 6)PASTOR 2: María, con esta lana podrás tejer mantas y ropita para nuestro Señor.
(N 7)PASTOR 3: Os traigo leche y rico queso de nuestras ovejas para que también vosotros los podáis comer.
ESTRELLA: Había alegría en aquel lugar que no pude esperar. ¡Escuchad me oís! ¡Majestades daos prisa que ha nacido el Salvador!
NARRADOR 4: Los Reyes Magos vinieron de oriente a adorar al niño Jesús y le entregaron sus presentes Oro, Incienso y Mirra.
JOSÉ: Desde que nació nuestro hijo Jesús, su rostro miraba al buey y a la mula y mostraba una sonrisa de cariño.
MARÍA: Mi hijo recibe con el mismo amor a todo el que se le acerca, y entre ellos estaban el buey y la mula que parecían los animales más insignificantes.
NARRADOR 13: Después de esta maravillosa historia que os hemos contado,
NARRADOR 14: Este grupo de maravillosos artistas os quieren desear: 

¡FELIZ NAVIDAD!

Los niños, catequistas y padres, todos juntos cantamos el villancico “Campana sobre campana”. Además, al terminar la obra celebramos el final de la catequesis, compartiendo unos refrescos, aperitivos y dulces navideños.

El grupo de las catequistas pertenecientes a la Parroquia Virgen de Lluc os desea
que en estas navidades todos vosotros
llevéis el AMOR y la LUZ de Jesús a todas partes,
pues la verdadera celebración es el NACIMIENTO de este niño, JESÚS,
quien trae FELICIDAD a TODOS. Así que…
¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO NUEVO!

Descargar catequesis